Dr. Rubén Pascual

 

"La Medicina debe ser vocacional y el paciente tiene que notar que te gusta lo que haces. El compromiso con la salud va más allá de mandar un tratamiento, porque no sólo se trata de poner la ciencia al servicio del paciente: hay que crear un vínculo de confianza, calmar sus inquietudes y que te perciba como una persona cercana que se preocupa. La preparación, la experiencia, y el talento quirúrgico sólo son una parte, luego hay que estar día a día ofreciendo lo mejor de uno mismo, porque no existen visitas rutinarias. Cada paciente es especial y particular, y exige toda la atención del médico para adaptar el acto sanitario a sus necesidades".

 

 

Especialista vía MIR en Oftalmología

Subespecializado en Oftalmología infantil, Neuro-oftalmología y Estrabismo.

Ha trabajado en varios centros públicos y privados de la Comunidad de Madrid como oftalmólogo infantil, estrabólogo y neurooftalmólogo. En su labor asistencial en La Rioja cabe destacar la implantación de la toxina botulínica para el manejo del estrabismo.